miércoles, 30 de marzo de 2016

Cuando la distancia no se trata solo de Kilometros y la soledad se destaca en multitudes...


Me considero una persona sociable, aunque mi presente se empeñe en darme como unica compañia a esta soledad del dia a dia.

No se muy bien de que depende. Se que todos nos ocupamos con la vida y las rutinas, y quiza antes nunca lo vi de esta manera, pero creo que en esa locura de la vida misma es el contacto con la gente real, con los afectos y familia, lo que hacen al estres tan llevadero y aceptable. Hoy, extrañable.

Hoy no lo siento llevadero. Hoy mis amistades miran hacia el costado por asi decirlo. Las excusas se vuelven puentes mas y mas grandes que separan aun mas la distancia que nos aparta.

Extraño esas reuniones donde se puede perder horas enteras hablando sobre algun tema que jamas va a solucionar al mundo en realidad, pero que en la complicidad de las amistades vale cada segundo dedicado a ellas.

Extraño que mis amigas toquen la puerta de casa en el momento justo en el que me veo como la indigente mas mugrienta y me obliguen a preparar las cosas para tomar mates.

Extraño la dedicacion de preparar tostadas cuando es domingo a la tarde, todos los negocios estan cerrados y hay urgencia de mates y charla. El aroma, la sencillez.

La vida me cambio de sitio, pero no de escencia. Y en este dia a dia en el que me veo obligada a actuar de tantas maneras que a veces me incomodan y me hacen sentir diferente, hablando otro idioma y compartiendo otras culturas, me espanta la idea de perderme a mi misma. Me enoja. Me persigue. Me provoca urgencia de tocar cable a tierra. Y pongo la pava (electrica aqui), preparo mate pero sin la charla, y si hago tostadas son de pan lactal y en esas tostadoras de peliculas... Y entonces en lugar de sentirme mas cerca de casa termino enojandome! Que tan malo es querer parar el mundo? Que tan loco es sentir que lo que todos ven como progreso yo lo vea como perdidas abismales de contenido humano y dedicacion?

Me vuelvo loca.

Yo soy de esas que piensan en torta y compra huevos, azucar, cacao en polvo, escencia de vainilla, manteca y harina... Pero vivo en un mundo de polvos listos para soplar y meter al horno. Como en los dibujitos animados cuando batian una preparacion, metian al horno, y salia la torta o el pastelito todo decorado... Y no le encuentro sentido. Yo quiero hacer el merengue y batirlo hasta que enfrie para lamer lo que quede en la batidora y tener que bañarme despues para sacarme lo pegote...

No se si es la misma soledad que me acompaña en el dia a dia la que me hace valorar o necesitar ver que el mundo gira demasiado rapido y no llego a disfrutarlo.

Y yo quiero disfrutarlo tanto!!

Aqui les comparto el modo en que me salio expresar algo de esto anoche...

La soledad no es espiritu entre cuatro paredes ni monstruo que ataca solo por las noches. Con ella uno camina, aprende a ver el mundo de manera distinta, valora detalles y rechaza muchas realidades.
Vivir en una burbuja no es requisito para vivir en soledad... Si todo fuera tan facil de explicar... La soledad a veces enseña y otras enferma. A veces se elije y otras se padece.
Se que no soy la unica en sentirse rara como me siento... Pase de tener amistades a quien abrazar a cada paso, a tener relaciones virtuales. Soy una foto, un estado, un comentario. Pocas veces importa la persona que escribe, y pocas veces se entiende lo que uno siente.
Yo aprendi que compañia tampoco implica necesariamente presencia, que quienes estaban por circunstancias en mi vida luego no me elegirian. Aprendi que comunicarse por facebook, mails o cualquiera de estos medios, es mas dificil cuando de verdad se siente y necesita. Me di cuenta que es mas dificil ser amigo por facebook de alguien a quien consideraste amigo alguna vez a ser amigo de quien por facebook conociste, o personalmente nunca viste...
Sufro muchas perdidas, porque crei contar con gente de por vida, pero no pense que habria requisitos de continuidad de acuerdo al lugar en que la vida me pusiera.
Agradezco a las personas que me dedican un instante, de vez en cuando, en medio de lo duro de la vida. A quien me lee en dias buenos y malos. A quien me pelea, y a quien se rie desde otro lado del mundo conmigo por un segundo.
Gracias por los empujoncitos de fe y por la compañia cuando la soledad decide dejar de acompañarme para empezar a acecharme.


sábado, 5 de marzo de 2016

Viajes



Hace mucho no escribo, por falta de tiempo mas que de ganas. Muchas mudanzas, muchos cambios que inspiran a las letras pero no dejan el tiempo necesario, ironicamente.

Voy a compartir aqui algo que escribi hace unos dias, tras leer muchas notas y opiniones sobre un caso de dos argentinas asesinadas en Ecuador. Ellas eran jovenes, y despues de un par de meses viajando se encontraban a dias de volver a sus casas en Argentina, cuando de repente todo esto paso.

Muchos piensan que es peligroso viajar. Que es mas peligroso hacerlo por ser mujer. Y que la mente libre de una persona (o dos en este caso, de las chicas) es total responsabilidad de los padres. No hacen mas que apuntarlos con el dedo y susurrar a sus espaldas... Lamentable desde mi punto de vista, porque es esa misma sociedad la que exige a gritos "libertad" y "seguridad". Estamos todos locos. Acaso los padres las mataron?...

Es un tema tan complicado que podriamos hablar por horas, o escribir tanto hasta gastar nuestros dedos. Aqui comparto mi nota de opinion, que mas o menos resume lo que siento:


Viajar solo no mata.

Viajar solo no implica ser irresponsable, ni determina la calidad de una persona.

Viajar, es riesgoso? Si!. Viajar de casa al centro, al shopping, a lo de parientes, a otra ciudad, a otro país... Cada paso que damos es un viaje de por sí. Viajar es transportarse, y transportarse, para algunos es soñar.

Soñar no mata.

Lo que mata es la maldad hecha realidad, la realidad en actos.

Mata la soberbia, la cobardía. Y esas dos cosas, para mí, van de la mano.

El libertinaje de la mente rota, dañada, enferma, eso es lo que mata. Y si esa mente tiene además libertades en un espacio físico, la maldad se transforma para el resto en un acto peligroso.

"Cuidarse", qué significa?... Mantener la salud es cuidarse yo creo. Lamentablemente este mundo nos exige estar alertas de esas mentes rotas, pero todo tiene un límite, y nosotros aún no leemos mentes, ni predecimos el futuro. Para cada actividad uno tiene ciertas precauciones, claro está. Aclarame, por favor, qué te hace pensar que las argentinas que murieron en Ecuador no se cuidaron?... Policías mueren en todo el mundo cada día; acaso no se cuidan de acuerdo a la actividad que desempeñan?.

La vida de cada uno no depende sólo y exclusivamente de cada uno. Depende de todos.

En lo personal considero cobardes a quienes atacan y apuntan a esas dos chicas que ya no están para defenderse. Considero cobardes a quienes las mataron, y considero cobardes a quienes creen que dejando de viajar se acaban estas situaciones...

Quien piensa que una mujer no debe viajar por el solo hecho de ser mujer, creo, tiene la mente tan dañada como el loco que las mató a estas chicas. Y quien sueña, por otro lado, tiene tanto coraje como lo tuvieron ellas.

Soñá. Viví. Viajá. Las cosas que se ven en sueños y

viajando son únicas. Los aromas que se huelen

increíbles. Las memorias que te dejan incomparables.


Viajando nos abrimos caminos.

En todos lados hay personas buenas y malas. Abrí los ojos, la mente, el corazón. Las buenas amistades que hoy tenés se basaron un día en confianza ciega. No se conoce a una persona sin confianza... La diferencia entre vos, yo, y esas dos argentinas que murieron en Ecuador es una sola:

Nosotros hasta aquí no nos tropezamos con ninguna mente rota, y ellas sí.

Mis oraciones para sus familias.


Yo no estaria donde estoy, ni seria quien soy, de no haber viajado. De no haber tomado decisiones, arriesgado todo con cada una de ellas. Se que hay gente que me apunta tambien con el dedo, pero no se puede mantener a todo el mundo feliz.

Solo espero que comprendan, que apuntando no ganan nada como lo que arriesgando se gana.